El mejor equipo para editar video

¿Interesado en crear tu propio PC personalizado para la edición de video? ¿O prefieres comprar un equipo listo para usar? Echemos un vistazo a todo lo que necesitas tener en cuenta para empezar.

Qué debemos considerar

Almacenamiento

Es evidente que no se puede hacer un gran contenido si no tienes donde guardarlo. Por eso el almacenamiento es importante. Por un lado, se necesita una unidad de almacenamiento donde se guarda el software, el sistema operativo y todos los archivos. Por otro lado, hace falta guardar los archivos de los proyectos mientras están en desarrollo.

Recomendamos trabajar con dos unidades de almacenamiento. Para el software y sistema operativo es preferible una unidad de estado sólido (SSD). Son rapidísimas en comparación con una unidad de disco duro tradicional. Esto significa que puedes cargar el software de edición y los plugins en un momento, lo que se traduce en menos tiempo de espera y más tiempo de creación. Sin embargo, son considerablemente más caras que un disco duro tradicional (HDD), por eso, recomendamos comprar un disco duro para almacenar nuestros archivos de video sin procesar o en proceso de elaboración.

Los discos duros tradicionales (HDD) son más baratos que las unidades unidades de estado sólido (SSD) pero no son rápidos

¿Cuánto almacenamiento necesitas?

Depende del tipo de material con el que trabajes. Si planeas grabar un largometraje en 4K, necesitarás mucho (varios terabytes por lo menos). Si estás filmando principalmente sketches cortos para YouTube, probablemente puedas conseguir mucho menos.

La unidad SSD debe ser de, al menos, 500 GB si es posible. Para la unidad de disco duro 1 TB es un buen punto de partida (siempre puede agregar una unidad de almacenamiento externo adicional si comienza a quedarse sin espacio).

Memoria interna (RAM)

Si el almacenamiento es la memoria a largo plazo, la RAM es a corto plazo. Cuando se abre una aplicación, utiliza la memoria RAM disponible para guardar temporalmente cualquier información con la que se esté trabajando.

La mayoría de las aplicaciones de video necesitan un mínimo de 4 GB de RAM pero esto sólo servirá si trabajas en una presentación de video ocasional no muy elaborada Es necesario al menos 8 GB para un trabajo medianamente serio. No obstante, para una producción de video fluida y sin problemas 16 GB es más realista y necesitarás 32 GB si vas a trabajar con material de 4K.

RAM
Comprar RAM siempre es una buena inversión para mejorar la velocidad de procesamiento

CPU del procesador

La CPU es el cerebro de su computadora. Realiza todos los cálculos necesarios para ejecutar tu sistema operativo y todo tu software. En términos generales, cuanto mejor sea el procesador, mejor rendimiento obtendrás de tu máquina (siempre y cuando evites los cuellos de botella que podrían impedirle utilizar todo su potencial, pero ya llegaremos a eso más adelante).

Recomendamos un procesador Intel i5, i7 o i9, o su equivalente en AMD (idealmente algo con cuatro o más núcleos). Cuantos más núcleos tenga un procesador, más procesos podrá ejecutar a la vez, lo que en la mayoría de los casos significa un mejor rendimiento.

Dicho esto, si planeas hacer mucha animación, gráficos en movimiento o trabajo en 3D, es importante considerar el «rendimiento de un solo núcleo», es decir, la rapidez con la que tu máquina puede llevar a cabo un proceso que no se puede delegar entre varios núcleos.

CPU

Los potentes procesadores multinúcleo también se calientan (y mucho), por lo que tendrás que reservar algún presupuesto para un sistema de refrigeración decente que evite que se sobrecalienten. También debes asegurarte de que la caja del ordenador esté bien ventilada. A nadie le importa lo increíble que se vea su PC si está en llamas.

Tarjeta gráfica GPU

Una tarjeta gráfica es un procesador optimizado para manejar procesos basados en imágenes y gráficos. Su GPU (que es en realidad el componente que funciona dentro de la tarjeta gráfica) maneja todo el filtrado, renderizado, codificación, etc. Te recomendamos que reserves una parte significativa de tu presupuesto para obtener la mejor GPU que puedas permitirse.

Para ver un buen rendimiento en tu software necesitarás al menos 1GB de memoria dentro de tu GPU.

Al igual que la CPU, la GPU suele tener varios «núcleos». Según el modelo, pueden llamarse cosas diferentes (núcleos CUDA o procesadores de flujo, por ejemplo). A diferencia de las CPU, las GPU pueden tener cientos o miles de núcleos. Cuantos más núcleos pueda obtener, mejor. Si trabajas con material de 4K, apunta a 1000 núcleos o más.

Nvidia

Cabe destacar que muchas tarjetas gráficas tienen esencialmente la misma arquitectura, pero diferentes diseños de refrigeración. Si ves las mismas especificaciones a diferentes precios, es probable que estés pagando por la fiabilidad de un sistema de refrigeración más eficaz, que podría ahorrarte mucho dinero en el futuro.

Tarjeta (placa) madre

La función principal de la placa madre es trabajar como un esqueleto para integrar todos sus componentes juntos, así que podría parecer tonto preocuparse por cuál de ellos elegir. Sin embargo, debes asegurarte de que tu placa madre no sólo es compatible con todos tus otros componentes, sino que tampoco causará un cuello de botella que restrinja el rendimiento. No querrás gastarte una fortuna en un potente procesador si tu placa base sólo soporta la mitad de las velocidades de procesamiento.

Generalmente es una buena práctica comprar componentes de un nivel similar dentro de sus respectivos rangos de precio, de lo contrario, es probable que veas cuellos de botella en tu sistema y el dinero que has gastado en componentes caros podría ser desperdiciado. En otras palabras, no ahorres en la tarjeta madre, busca una adecuada al resto de los componentes que compras.

motherboard

En conclusión

Así que para resumir, aquí está todo lo que necesitas para conseguir la mejor construcción de ordenador para la edición de video:

  • Un SSD con 500 GB o más y un disco duro para todos tus archivos (min 1 TB)
  • Un mínimo de 16 GB de RAM
  • Un procesador Intel i5, i7 o i9 (o equivalente a AMD) con 4 o más núcleos
  • Una tarjeta gráfica NVIDIA con al menos 1GB de memoria
  • Un sistema de refrigeración eficaz y una caja con un buen flujo de aire

¿Cuáles son los requisitos para un PC de edición de video 4K?

Básicamente necesitaremos aumentar aún más la potencia de nuestro computador. Así:

  • 32GB de RAM
  • Procesador Intel i7 o i9 (o equivalente AMD) con 4 o más núcleos
  • Una tarjeta gráfica con al menos 1000 núcleos y 2GB de memoria
  • Una unidad de estado sólido de al menos 1 TB para mantener todo el sistema operativo y el software junto con un disco duro adicional (preferiblemente mayor de 1TB).
  • Un sistema de refrigeración eficaz y una caja con mucho flujo de aire para mantener sus componentes frescos bajo presión.

No hay que olvidar que también debes reservar algún presupuesto para los periféricos como un monitor de buena calidad con corrección de color, un teclado ergonómico para esas largas sesiones de edición a altas horas de la noche y algunos altavoces o auriculares decentes para monitorizar el audio.