¿Vale la pena filmar en 4K?

¿Qué tan importante es la resolución de video? Cuando empezamos  a filmar, no es obvio si debemos trabajar  en una calidad más baja o mejor llevarla a 4K. Echemos un vistazo a lo importante que es.

¿Qué es el video 4K?

4K es una resolución de aproximadamente 4000 pixeles de ancho. Generalmente cuando nos referimos a 4K, hablamos de 4K UHD (Ultra-High-Definition) que es de 3840 x 2160 pixeles. Este es el estándar actual para la televisión y los medios digitales. Sin embargo, el DCI 4K (4096 x 2160), un poco más amplio, se utiliza normalmente en el cine. 4K corresponde a una resolución cuatro veces más alta que el anterior formato HD de 1080p.

comparación de resoluciones

¿Realmente podemos ver la diferencia entre 1080p y 4K?

Digamos que tiene una visión bastante buena. Estás sentado a 2-2,5 metros de un televisor 50″. Ya sea 1080p o 4K, es poco probable que haya una diferencia considerable en la nitidez. Esto se debe a que el ojo humano está limitado por la separación que pueden estar dos píxeles entre sí antes de verlos separados. Así que, podríamos preguntarnos ¿para qué 4K?.

Bueno, si tiene un televisor grande, está sentado muy cerca de él o tiene una visión 20/20, los píxeles pueden ser bastante notables. En realidad, las resoluciones posteriores a 1080p son más de tamaño que de definición, porque permiten lograr la misma nitidez con pantallas mucho más grandes. Así que, mientras que 4K es poco probable que haga mucha diferencia en las actuales pantallas de tamaño estándar, tendrá un impacto considerable en la definición para formatos más grandes.

¿Filmar en 4K?

Vamos a decir algo inesperado aquí, y es que incluso si sólo planea publicar en 1080p puede ser una buena idea filmar en 4K. Esto se debe a que nos da espacio para recortar o hacer zoom mientras editamos y aún así alcancemos la resolución completa.

Un exceso de resolución también permite ampliar la escala a futuro. Dentro de 10 años, quizá quieras volver a ver sus proyectos favoritos en un vanguardista cine en casa de 32K sin ver píxeles individuales.

De forma más realista (y más inmediata), puede que quiera mostrar su película en un cine, por lo que puede ser una buena idea mantener esa mayor resolución en el bolsillo.

4K para YouTube

En 2019 ya el 70% de visualizaciones  de YouTube correspondía a dispositivos móviles. La resolución 4K es rara en los móviles y, de todos modos,  es poco probable que note alguna diferencia en una pantalla tan pequeña. El resto de las visualizaciones es mayormente de escritorio y las pantallas de computadora de 4K también son poco comunes. Así que en realidad sólo tiene que preocuparse por la gente que ve YouTube en sus grandes televisores de alta gama, que son una pequeña minoría de los espectadores.

También dependerá  del contenido que esté creando. Si publica cortometrajes o video repleto de efectos visuales (VFX), entonces 4 K puede ser importante para transmitir la calidad de la producción.

En conclusión, actualmente 1080p más que suficiente para YouTube en la gran mayoría de los casos

resoluciones en youtube

4K para hacer una película

El cine es una historia diferente. Una calidad visual insuficiente puede desanimar a los espectadores incluso de la más apasionante de las narraciones. Por lo que sabemos sobre las resoluciones de pantalla y el ojo humano, filmar a 1080p estará bien para la mayoría de las aplicaciones. En el pasado, la calidad de la producción era más importante que la resolución, pero rodar en 4K dará a sus proyectos más atractivo en pantallas grandes o proyectores.

¿Cuánto espacio ocupa el vídeo 4K?

Hay una desventaja de rodar en 4K y es el tamaño del archivo. A 1080p, un clip de 60 segundos a 30 cuadros por segundo (30 fps) sólo requeriría unos 130MB. Un clip de 4K de la misma longitud y velocidad de cuadro sería casi 3 veces más grande. Desde el punto de vista de la economía podría ser la diferencia entre tener que comprar 1 tarjeta de memoria o 3 para efectuar la grabación. Y el costo de almacenamiento en  el disco duro también se incrementaría.

¿Deberíamos filmar en 4K?

Ajustar la cámara a 4K puede sacarnos de una situación complicada si necesitamos recortar o hacer zoom en la postproducción, también implica estar preparado para formatos más grandes que el status quo doméstico. La contraparte es un mayor requerimiento de espacio de almacenamiento y un equipo más robusto para poder hacer la edición del video. Por tanto, a menos que se esté filmando para el cine, grabar material a 1080p es poco probable que cause problemas.